(+Video) Conozca cómo será el impacto económico del Coronavirus a escala mundial

7
Foto: EFE

Para analizar el impacto comercial global del brote, Dun & Bradstreet ha creado un informe especial: Impacto comercial del coronavirus. El objetivo es ayudar a las empresas vinculadas con las regiones afectadas a evaluar las posibles repercusiones en sus negocios y cadenas de suministro, así como en la economía en general.

Impacto comercial en China

Según el informe, la gama de empresas afectadas es enorme, pero destacan algunos sectores.

  • Servicios: en circunstancias normales, el Año Nuevo Lunar es una de las festividades más largas y rentables de China. Debido al brote, el Gobierno chino pospuso el final de las vacaciones para evitar aglomeraciones masivas de personas y evitar una mayor propagación del virus. Entre el impacto sobre las celebraciones y las restricciones a los viajes, los proveedores de servicios en China están experimentando tensiones.
  • Industria: igualmente afectado por la prohibición de viajar, los fabricantes luchan por llevar materias primas a sus instalaciones y productos a los clientes. Además, muchos fabricantes tendrán que retrasar la reapertura de sus instalaciones debido a las cuarentenas y las demoras en los viajes que retienen a los trabajadores.
  • Mayoristas: al igual que los fabricantes, los mayoristas en las áreas afectadas tienen dificultades para llevar sus productos a sus clientes. También pueden sufrir las consecuencias si sus proveedores tienen que enfrentarse con los problemas de plantilla mencionados anteriormente.

Impacto en la cadena de suministro global

Las empresas fuera de China se ven afectadas debido a que sus proveedores chinos no pueden entregar productos y materiales. Para agravar el problema, muchos proveedores fuera de China confían en proveedores de la región para cumplir con sus obligaciones con sus clientes. Si el brote continúa, es probable que el impacto en las empresas globalmente crezca y que las compañías en todo el mundo experimenten tensiones en la medida en que sus socios chinos del sector servicios no puedan afrontar el pago de las facturas.