Aníbal Sánchez: “vence plazo del TSJ para elecciones ‘corporativas complejas’ en las universidades”

32

Se cumple el lapso que dicta la sentencia 0324 del Tribunal Supremo de Justicia, en la que se convoca a renovar autoridades rectorales en las universidades, donde autoridades tienen periodo vencido; la misma estipula un mecanismo electoral que ha sido rechazado por la comunidad universitaria, por considéralo inconstitucional, violatorio a los reglamentos y de su autonomía.

Este mecanismo de votación “corporativo complejo” lo explicó el analista político y consultor electoral, Aníbal Sánchez Ismayel, en distintos medios, sin que signifique su aceptación. “Incluso después que todos los recursos ejercidos por los universitarios han sido declarado inadmisibles”.

Podría estar corriendo un evento electoral en ‘paralelo’ pues la academia en apego al reglamento universitario y la Ley de Universidades, convocó para abril un proceso de representantes de egresados y profesorales; pese a que el TSJ suspendió cautelarmente los artículos 31, 32 y 65 de la Ley en cuanto a la forma de elección de las autoridades universitarias.

El 27 de agosto, la Sala Constitucional estableció un nuevo mecanismo electoral en que no se prioriza el voto de ningún tipo de personal dentro de la comunidad universitaria; incluyendo estudiantes, profesores, egresados, obreros y empleados administrativos. “Bajo un esquema de votos de igual por igual” o sectorizado donde opera la personalización del sufragio y mayoría simple en el grupo, más el voto absoluto en el colectivo; añade Sánchez.

La sentencia 0324 de la Sala Constitucional del TSJ del 27 de agosto de 2019, con ponencia de la magistrada, Carmen Zuleta de Merchán, ordena la realización de elecciones de autoridades universitarias con la implementación del 1×1. Es decir, la equiparación del voto basado en el artículo 34-3, donde se establece que todos los miembros de la comunidad universitaria (profesores, estudiantes, egresados, personal administrativo y obrero) pudieran votar en las elecciones rectorales y su voto tendrá la misma ponderación, (de uno) dentro de su respectivo sector.

De ahí surgió este sistema “corporativo complejo” donde es proclamado electo a quien haya resultado ganador en al menos 3 de los 5 sectores electorales y haya obtenido, a la vez, mayoría absoluta de votos (mitad más uno) sumados todos los sectores, de no darse esta situación aplicaría un Balotaje.

Es decir, de no darse el caso de tener un ganador de 3 sectores y a su vez con más del 50 % de votos globales, se procederá a una segunda vuelta con los dos candidatos que hayan obtenido mayor cantidad de sectores electorales y votos absolutos; en caso de un empate intra-sector que impida decidir quién ganó en 3 de los 5, se proclamará candidato electo a quien haya obtenido la mayor votación absoluta.

Para los que somos ‘Ucevistas’ egresados, podríamos votar solo aquellos inscrito en el registro electoral que la Comisión Electoral de cada Universidad elaboraría para tal fin a los treinta días hábiles siguientes a la convocatoria; lo que aprovecho para resaltar la importancia del “control del registro y subregistro sectorial en este tipo de Elección corporativa”.

El plazo del TSJ para realizar las elecciones se agota este 27 de febrero, autoridades de la UCV dicen que “continuarán trabajando” y que, si se “declara vacancia”, utilizarán la vía judicial para apelar a lo que haya lugar, el TSJ está informado de que la universidad se encuentra en renovación de cargos. “Sin descartan la posibilidad de una nueva proporcionalidad en el peso del voto de los profesores y estudiantes, así como inclusión de los obreros y personal administrativo”.