Esta figura, hasta ahora solo implementada en la Liga Americana, podría llegar más rápido que tarde al viejo circuito

Por: Diego Castillo Ospina

La Grandes Ligas ha implementado cambios importantes en el béisbol en los últimos años. La mayoría de estas alteraciones han sido con el fin de reducir los tiempos de juego en los encuentros, para así mantener enganchado a los nuevos fanáticos de este deporte. Y la posibilidad de que la utilización del bateador designado se implemente como regla universal en MLB podría estar a la vuelta de la esquina.

Desde hace varios años está el debate en el aire en si el bateador designado debe existir en la Liga Nacional, como lo existe históricamente en la Liga Americana. Desde 1871, año en el que se fundó el viejo circuito, los pitchers también han tenido responsabilidades ofensivas, a pesar de carecer en su gran mayoría de habilidad para conectar la pelota con un bate. Y es que esta liga es la única en el mundo en la cual el lanzador batea.

Para los amantes puristas de este deporte, que se implemente este cambio, sería otro atentado contra el espíritu del juego. Además, a nivel estratégico, también hubiese modificaciones, sobre todo con el uso de los dobles cambios, bateadores emergentes y cuándo aplicar el bullpen.

A principios de año, informaciones habían reflejado que tanto MLB como la Asociación de Peloteros habían llegado a un acuerdo para que el bateador designado llegue a la Liga Nacional en 2021, pero las alteraciones del COVID-19 podrían generar que esto se aplique desde este año, si se realiza la temporada.

Para la Asociación de Peloteros, este hecho es algo muy positivo ya que permitiría que jugadores, que tienen buenas habilidades ofensivas, pero no tanto defensivas, puedan tener más equipos interesados en sus servicios. Y esto se trasladaría a que este tipo de bateadores puedan extender sus carreras y así generar más dinero.

Además, los lanzadores no estarían expuestos a lesiones por pararse en la caja de bateo. Sería una protección para los pitchers, que son una inversión para sus equipos.

En fin, todo está por verse con respecto a este tema, a pesar de que el más importante de todos es el acuerdo que se tiene que dar entre la MLB, los dueños de los equipos y el sindicato de jugadores para que pueda haber béisbol de Grandes Ligas en 2020.