Leganés y Granada se vieron las caras este lunes en el estadio de Butarque en un encuentro que juntó a los tres futbolistas venezolanos que actualmente se encuentran en LaLiga Santander española de fútbol.

Roberto Rosales, en el caso de los locales, y Darwin Machís y Yangel Herrera, en el de los visitantes, eran los nombres que centraron las miradas de su país en este caso. Además los dos últimos como titulares en su equipo.

La situación era especial en lo que respecta a Machís pues el extremo se medía al conjunto en el que jugó como cedido tiempo atrás procedente de su actual club. De hecho, perteneciendo a los madrileños marcó un gol contra el Granada que a la postre fue decisivo para la salvación de los primeros y el descenso de los segundos.

Aquel episodio era ya pasado y al rápido atacante se le vio muy activo desde el arranque del choque, buscando el desborde en el costado y tratando de dar profundidad a la ofensiva del cuadro andaluz.

En esa dinámica tuvo la ocasión más clara de la primera mitad para los suyos merced a un potente remate raso desde la frontal del área en el minuto 39 que Cuéllar envió a córner como pudo ante la imposibilidad de atraparlo.

No fue la única jugada en la que fue protagonista antes del descanso ya que vería la cartulina amarilla en el 44 por una falta cometida sobre un oponente en la zona de tres cuartos del ataque granadino.

Por su parte Herrera formó de inicio en el centro del campo junto a Azeez, realizando un importante despliegue físico por todo el rectángulo que sin duda agradeció su equipo en la medida en que dificultó el juego de creación del contrario.

Mientras, en el otro bando, Rosales seguía el partido desde el banquillo toda vez que su técnico Javier Aguirre optó por dar la titularidad en el perfil diestro de la zaga a Aitor Ruibal como ya sucediera en los dos duelos previos frente al Barcelona y el Mallorca.

El panorama para él mejoró sin embargo a los diez minutos de la segunda parte, cuando entró sustituyendo al centrocampista José Luis García del Pozo ‘Recio’ con el objetivo de ayudar a que los madrileños se pusieran por delante.

Ya con los tres venezolanos por el campo, el siguiente en llamar la atención de las cámaras fue Herrera al recibir cartulina amarilla por una falta en el centro del campo cometida sobre Rubén Pérez cerca del minuto 75.

Finalmente la posibilidad de ver a los tres compitiendo hasta el final se rompió a falta de pocos segundos para que se cumplieran los cuatro de añadido, pues Diego Martínez retiró a Machís para dar entrada a Gil Dias.

El empate a cero definitivo deja al Leganés muy tocado en la lucha por la permanencia mientras que en el caso del Granada, sigue sumando puntos en una temporada que le está consagrando como uno de los equipos revelación del campeonato. EFE