UE estudia centralizar la compra de las vacunas para el COVID-19

67

La Unión Europea, UE se plantea centralizar la compra temprana de las vacunas para el covid-19 necesarias a través de la Comisión Europea; y una vez estén disponibles, distribuirlas en función de la población de los países, que decidirían cómo aplicarlas.

Ese será uno de los puntos que aborden este viernes los ministros de Sanidad de los 27 Estados miembros de la UE; en una videoconferencia informal en la que la Comisión Europea explicará el desarrollo de su estrategia relativa a las vacunas contra el virus causante de la enfermedad del COVID-19.

Según fuentes comunitarias, la Comisión opina que el nuevo sistema sería más eficaz y contribuiría a evitar que se produjeran situaciones anómalas; como cuando algunos países de la UE restringieron la venta de material sanitario al resto de socios comunitarios al inicio de la pandemia.

Inicialmente y a la espera de una mayor concreción, con este sistema las vacunas se distribuirían al mismo tiempo a todos los países en función de su población; lo que evitaría la competencia entre Estados miembros con distinta capacidad adquisitiva.

La compra conjunta se financiaría a través del ya existente Instrumento de Apoyo de Emergencia y reduciría el riesgo para los inversores; y el precio de las vacunas para las capitales.

Si esta eventual propuesta sale adelante y se desarrolla el marco legal necesario; Bruselas estaría en disposición de licitar la compra de vacunas con las empresas que las desarrollen en nombre de las capitales europeas.

Actualmente, el Ejecutivo comunitario sólo tiene competencias para lanzar un proceso de licitación que luego suscriben los países; como en el caso de las compras conjuntas de material sanitario anunciadas por la Comisión el pasado mes de marzo, lo que demora los plazos.

El sistema simplificaría las negociaciones y diversificaría el riesgo de los países de la UE; al suscribir acuerdos de compra temprana con distintos proveedores a través de Bruselas.

Las capitales serían informadas regularmente de las negociaciones con los desarrolladores seleccionados en una convocatoria que estaría abierta a todas las entidades que puedan distribuir en el mercado europeo.

En estos momentos, se baraja dar prioridad a las plataformas con capacidad para distribuir rápido y a gran escala; y que hayan iniciado ensayos clínicos ya en 2020 teniendo en cuenta que las vacunas en esa fase de desarrollo tienen un promedio de éxito de entre el 20 % y el 40 %, agregan las fuentes comunitarias.

El mecanismo consistiría más bien en un instrumento comercial. La compra última y la utilización de las vacunas exitosas sería responsabilidad de los Estados miembros; que también mantendrían las competencias sanitarias y diseñarían sus propias campañas nacionales de vacunación, como ocurre actualmente en materia de Sanidad europea.

Recientemente, Alemania, Francia, Italia y Holanda forjaron una “alianza” similar para unir fuerzas en las negociaciones con futuros proveedores de vacunas; y aseguraron que querían incluir en ella a la Comisión Europea y abrirla al resto de Estados miembros de la UE.

La Comisión Europea sigue defendiendo que la vacuna debe ser universal y cree que almacenar existencias para los países de la UE debe ser compatible con que la solución al coronavirus pueda llegar a todos los ciudadanos del mundo.

En ese sentido, la Comisión organizó en mayo una conferencia virtual de donantes que lleva recaudados más de 9.844 millones de euros; de los que 6.500 millones provienen de países u organizaciones de la UE, según las últimas cifras detalladas por el Ejecutivo comunitario, y que tendrá una segunda edición el próximo 27 de junio.

EFE