Wall Street abrió este lunes en rojo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, retrocedía un 2,73 % y 699,06 puntos en una apertura marcada por la preocupación entre los inversores por la posibilidad de que una segunda ola del coronavirus retrase la recuperación económica.

Cinco minutos después del inicio de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones se situaba en 24.906,48 enteros, lastrado por grandes cotizadas como Boeing (-5,18 %) y Exxon Mobil (-4,55 %).

El selectivo S&P 500 se situaba en 2.981,69 puntos y perdía un 2,29 % o 69,62 unidades mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a importantes tecnológicas y que la semana pasado se anotó récords históricos, también abrió en rojo tras perder un 1,74 % o 167,09 enteros, hasta 9.421,72 puntos.

El parqué neoyorquino dejaba atrás el optimismo de la última sesión, cuando cerró la semana en positivo, y se adentra en un escenario de incertidumbre en el que el miedo empieza a ser el principal motor de la bolsa de Nueva York y no la esperanza de una recuperación en “V”.

En los últimos días, los casos de coronavirus en Estados Unidos han experimentado un ascenso mayor del esperado -la semana pasada se superaron los 2 millones de infectados- y preocupan especialmente los rebrotes en cerca de una docena de estados como California, Texas, Arizona y Florida.

Asimismo, el primer repunte de casos registrado en Pekín, tras casi dos meses sin contabilizar infecciones, y el aumento de positivos en Japón fortalecía el temor de los inversores a que la recesión global se prolongue más tiempo del que se había previsto en un principio.

También afectaba en negativo la bajada de los precios del petróleo a la par que los inversores apostaban por activos considerados seguros como el oro, los bonos del tesoro o el franco suizo.

Por sectores, todos cotizaban en negativo y lideraba el rojo el energético (-3,84 %), el financiero (-2,48 %), y el de materias primas (-2,33 %).

Todos los 30 valores del Dow Jones operaban en rojo y, además de Boeing y Exxon, registraban importantes pérdidas Caterpillar (-3,55 %), United Health (-3,53 %) y Chevron (-3,15 %).

En general, los títulos de las compañías que más se beneficiarían de una reapertura exitosa sufrieron bajadas considerables, como las líneas de cruceros Carnival y Royal Caribbean, que perdían cerca de un 8% o las aerolíneas como United Airlines, que abrió con pérdidas similares. (EFE)